DOC

prepa36datauagroorg

By Kyle Mills,2014-08-11 22:24
8 views 0
prepa36datauagroorg

    1

    Universidad Autónoma de Guerrero Comisión General de Reforma Universitaria

    Educación Media Superior

    Área de Ciencias Sociales

    Antología de HistoriaUniversal II

    MC HÉCTOR AGUSTÍN TRUJILLO SANTANA

    UNIDAD II. MOVIMIENTOS SOCIALES Y

    CULTURALES, SURGIMIENTO Y

    EXPANSIÓN DEL IMPERIALISMO (1873 1914)

    Plan de Estudios, 2008

    2

    DIRECTORIO

    Dr. D. Arturo Contreras Gómez

    RECTOR

    Mc. Jesús Álvarez Hernández

    DIRECTOR DE DOCENCIA

    Dr. Ramón Reyes Carreto

    COORDINADOR GENERAL DE LA CGRU

    Ing. Flavio Manrique Godoy

    JEFE DEL ÁREA DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR

    Mc. Héctor Agustín Trujillo Santana

    COORDINADOR DE HISTORIA ÁREA EMS CGRU

    Coordinadores del Programa de Historia I Héctor Agustín Trujillo Santana y Elías García Vallejo.

    Representantes Regionales Gabriel López Sarabio (T. Caliente), Florencio Benítez González (Norte), Ma. Filomena García González (Centro), Reyna Díaz Martínez (Montaña), Víctor Iván Zúñiga Leyva (Costa Chica), Ada Lilia Ocampo Bravo (Costa Grande), Luís Alberto Arcos Castro

    (Acapulco) y Álvaro Zúñiga Villanueva (Acapulco).

Asesor CCH-UNAM Román Arturo Sánchez Morales.

    3

    ÍNDICE TEMÁTICO Pag

Propósitos y aprendizajes ………………………………..…………………………….. 4

1.- Movimientos obreros y socialismo ……………………………………………….… 5

    1.1.- Principales movimientos obreros: el luddismo

     y el cartismo.

    1.2.- Tendencias socialistas: socialismo utópico, anarquismo

     y marxismo.

    1.3.- La I Internacional de los Trabajadores y la Comuna de París. 2.- Desarrollo del imperialismo ………………………………………………………… 20

    2.1.- El desarrollo tecnológico y la llamada segunda revolución

     industrial, su impacto económico.

    2.2.- El petróleo, la electricidad y la química industrial en el

     desarrollo de la producción.

    2.3.- Los procesos de monopolización y las características

     del imperialismo.

    2.4.- Las nacionalidades y el imperialismo.

    3.- La cultura en el Siglo XIX ……………………………………………………….… 35

    3.1.- El impacto cultural de la ciencia y la tecnología. 3.2.- La consolidación de la ideología liberal.

    3.3.- Tendencias artísticas del siglo XIX.

    4.-- La "paz armada" en Europa ………………………………………………..……… 48

    4.1.- Las contradicciones entre las potencias.

    4.2.- La carrera armamentista.

5.- América y el Imperialismo ……………………………………… ……………….. 50

    5.1.- La problemática política, social y económica

    4

Fuentes de consulta ……………………………………………………….…………… 51

UNIDAD II. MOVIMIENTOS SOCIALES Y CULTURALES, SURGIMIENTO Y

    EXPANSIÓN DEL IMPERIALISMO (1873 1914)

PROPÓSITOS:

Al finalizar la unidad, el estudiante:

    ; Analizará el movimiento obrero y las corrientes sociales, a través del estudio de

    diferentes textos, para comprender su presente y su incidencia en la sociedad actual.

    ; Conocerá la expansión territorial imperialista y la penetración del capitalismo en Asia y

    África, mediante la aplicación del método heurístico, para comprender la importancia

    del estudio mundial del sistema.

    ; Identificará los procesos de independencia y construcción del estado-nación en América

    Latina y el Caribe en el contexto del capitalismo mundial, mediante una revisión

    bibliográfica, para tomar conciencia de la necesidad de la construcción de una sociedad

    más justa, armónica y humanista.

APRENDIZAJES:

El estudiante:

    1. Evalúa las tendencias del socialismo y los principales movimientos obreros del Siglo

    XIX.

    5

    2. Explica o interpreta las causas del desarrollo del imperialismo como capitalismo

    monopolista a nivel mundial, así como el papel de la tecnología y las nacionalidades.

    3. Valora las líneas principales en el desarrollo de la cultura durante el siglo XIX.

    4. Clasifica las principales contradicciones de las potencias durante la segunda mitad del

    Siglo XIX, que desembocan en la denominada "Paz Armada".

    5. Analiza la situación económica, política y social de América Latina en la época del

    imperialismo.

UNIDAD II. MOVIMIENTOS SOCIALES Y CULTURALES, SURGIMIENTO Y

    EXPANSIÓN DEL IMPERIALISMO (1873 1914)

1.- MOVIMIENTOS OBREROS Y SOCIALISMO

    Los cambios que experimentó la sociedad con lo que hemos denominado Primera revolución Industrial fueron trascendentales pero también muy dolorosos y vergonzantes para la humanidad. Mientras que los hijos de la burguesía podían tocar el violín o el piano en cálidos salones tras un baño refrescante y pasear a su pareja en una lujosa carreta guiada por el cochero o montar un fino caballo por los parques de la ciudad provocando la envidia de los transeúntes, los obreros, nuevo grupo social formado a raíz del surgimiento de la fábrica, tenían una jomada de trabajo de 12 o 14 horas al día, en frías naves de producción y en donde la paga era a menudo tan escasa que tenían que trabajar las mujeres y niños. En algunos lugares parte del salario se pagaba en forma de aguardiente y muchas mujeres llegaban a prostituirse para obtener una ganancia extra. Las condiciones infrahumanas en las que vivían aquellos primeros obreros fueron las causas de los primeros movimientos que a continuación vamos a enumerar.

1.1.- LUDDISMO Y CARTISMO

    Las primeras acciones de las clases trabajadoras ante la explotación capitalista, se desarrollan entre 1800 y 1848: el luddismo, contra las máquinas; el cartismo, que reclamaba reivindicaciones políticas.

    Una de las primeras reacciones del proletariado industrial hacia el nuevo estado de cosas fue la violencia. Durante los años de 1811 y 1812, cuando arreciaba el bloqueo continental impuesto por Napoleón a la Gran Bretaña, se desató una ola de violencia por todo ese país y que

    6

    consistió en la destrucción de las fábricas puesto que eran consideradas como las causantes directas de sus condiciones de miseria y despidos laborales.

    El Parlamento inglés, compuesto en su gran mayoría por miembros de las clases acomodadas, no fueron sensibles a las condiciones de vida de los obreros por lo que reprimieron la violencia con mano dura. Varias docenas de saboteadores fueron ahorcados. Pero los estallidos de violencia continuaron sobre todo en las ciudades más industrializadas de Inglaterra. El supuesto personaje que encabezaba tales acciones era el enigmático Ned Ludd, individuo al que se le atribuía dichas acciones y del cual no se sabe nada por lo que se ha llegado a pensar que jamás existió. El movimiento luddista llegó inclusive hasta los Estados Unidos hacia donde llegó por intermediación de trabajadores irlandeses que se establecieron en Pensylvania. Durante algunos años los luddistas intimidaron y asesinaron a capataces de las fábricas que les parecían nefastos. A la larga, este movimiento popular pero reaccionario, puesto que se oponía al avance tecnológico, terminó siendo descubierto por las autoridades y reprimido con lujo de violencia.

    Otro tipo de acciones más pacíficas que empleó el proletariado para presionar a sus patrones fue la vía del Parlamento para que éste expidiera leyes que favorecieran y mejoraran las condiciones de la clase trabajadora. Pero los primeros intentos realizados hacia los años de 1799 y 1800 se encontraron con la negativa por parte de aquel órgano legislativo y, no sólo eso, también prohibió y declaró fuera de la ley a los sindicatos que se organizaran con la intención de obtener mejores salarios o reducción de la jornada de trabajo. Seria hasta el año de 1824 cuando los gremios de obreros fueron legalizados aunque sus actividades quedaban muy restringidas. Seria hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando los sindicatos pudieron lograr avances significativos en materia laboral pero gracias a sangrientas confrontaciones con sus patrones.

    Sin embargo, hacia la década de 1830, la Asociación de Trabajadores de Londres impulsó un movimiento pacífico que se conoce como cartismo. Los carlistas promovieron una serie de reformas políticas y económicas consistentes en: el sufragio universal, voto secreto, reorganización ele los distritos electorales con !a intención de que las nuevas ciudades industriales contaran con representación en el Parlamento, etc., todas estas reformas promovidas por los carlistas fueron avaladas por más de un millón de firmas que hicieron llegar, mediante una "carta" al Parlamento no, pero que la Cámara de los Comunes se negó a discutir y menos a aprobar.

    A pesar del fracaso de estos dos movimientos, el luddismo y el cartismo, mostraron a los obreros su conciencia de clase por el hecho de poseer intereses comunes. La fuerza que demostraron en la lucha los hizo reflexionar y comprender la necesidad de una mejor organización que ?es permitiera luchar para alcanzar mejores condiciones de vida.

    7

    DISTURBIOS CARTISTAS LA GRAN MARCHA CARTISTA EN KENNINGTON COMMON

1.2.- TENDENCIAS SOCIALISTAS: SOCIALISMO UTÓPICO, ANARQUISMO Y

    MARXISMO.

    El socialismo utópico, el socialismo científico y el anarquismo. La organización de la clase obrera y la Comuna de París (1871).

    El CCH-UNAM nos dice que en las primeras décadas del siglo XIX, período inicial del capitalismo industrial de libre competencia y de la lucha entre el proletariado y la burguesía, florecen las ideas de los fundadores del socialismo utópico: los franceses Saint-Simon y Charles Fourier, y el inglés Robert Owen.

    A los socialistas utópicos les preocupaba el problema moral. Estaban en contra de la violencia y los métodos revolucionarios de lucha. Repudiaban toda acción política y revolucionaria, y se proponían alcanzar su objetivo por medios pacíficos. Sus experimentos fracasaron.

    El socialismo científico fue fundado por Carlos Marx y Federico Engels, que desarrollaron la concepción Materialista de la Historia. Según ésta, la historia de las sociedades, excepto las no clasistas, es la historia de la lucha de clases, las cuales se determinan por el régimen de propiedad privada. El capitalismo será sustituido por la sociedad comunista. Para Marx y Engels el capitalismo es un sistema basado en la explotación del trabajo asalariado, que consiste en la obtención de plusvalía: valor que crea el trabajador por encima del valor de su mercancía fuerza de trabajo y del cual se apropia el capitalista en su condición de propietario de los medios de producción.

    8

    El anarquismo (de la voz griega anarchos, sin mando), cuyos teóricos son José Proudhon, Miguel Bakunin, Pedro Kropotkin y Errico Malasteta, se opone a todo principio de autoridad: la propiedad privada, el Estado y la religión. Rechaza toda acción política y la conquista del poder del Estado.

    En 1864, se funda la Asociación Internacional de Trabajadores con el propósito de unir la lucha del proletariado mundial.

    La Comuna de París (marzo-mayo de 1871), fue la primera experiencia de gobierno obrero-socialista y dictó importantes medidas de reivindicación popular. Fue dirigida por marxistas, proudhonianos y bakunistas. Pese a la derrota de la Comuna, ésta enriqueció la experiencia de la futura lucha revolucionaria del proletariado.

SOCIALISMO UTÓPICO Y ANARQUISMO

    Desde los orígenes del régimen capitalista, varios pensadores, en distintas épocas, llegaron a imaginarse sociedades de características ideales en donde no existieran las terribles desigualdades sociales que, en la práctica, hacían verdaderamente diferentes a los hombres. A tales pensadores Federico Engels, compañero de Marx, los denominó como Socialistas Utópicos, nombre que se retoma de la que es considerada como la primera obra de este tipo cuyo autor fue Tomás Moro y que la tituló como " Utopía”.

    En su famoso ensayo titulado "Del socialismo utópico al socialismo científico"', Engels

    señala como socialistas pioneros a Tomás Moro (siglo XVI) y a Tomás de Campanela

    (siglo XVII) quienes en sus libros: Utopia y La ciudad del Sol respectivamente, describen y

    sociedades felices basadas en el trabajo de todos y en la propiedad colectiva de la tierra, a diferencia de los liberales que impulsaban la propiedad privada. Si bien constituyen estas obras proyectos bellos, también podemos considerarlos como irrealizables, de ahí que se les denomine utópicos, palabra cuyo significado algunas personas la han traducido como "en ninguna parte".

    9

    TOMASO CAMPANELA TOMAS MORO

Posteriormente Engels considera como los tres más grandes utopistas a Saint Simón

    Fourier y Owen; brevemente trataremos las características de cada uno de ellos.

    Roberto Owen vivió a principios del siglo XIX y fue un industrial inglés que se preocupó por las malas condiciones en que laboraban sus propios trabajadores. Aplicó una serie de reformas a su propia empresa consistentes en: reducción de la jomada de trabajo; prohibió el trabajo a los niños; estableció escuelas para los hijos de los trabajadores y mejoró en general las condiciones de vida de sus operarios. El resultado fue un aumento en sus ganancias que lo motivó a exponer públicamente su sistema pero fracasó, por no existir la conciencia de clase necesaria para este tipo de transformación. Entonces Owen se entregó a la promoción de sindicatos y cooperativas llegando su influencia hasta los Estados Unidos de Norteamérica.

    Saint Simón sostenía que la monarquía desaprovechaba a los productores inteligentes que eran los obreros e industriales. Esta idea más que socialista era antifeudal. Sin embargo, se le considera socialista porque, además, propuso la planeación de la economía nacional en la cual saldrían beneficiados los pobres y perjudicados los "ociosos" entre quienes se encontraban los nobles de su tiempo.

    10

     HENRI DE SAINT-SIMON CHARLES FOURIER

    Charles Fourier, seguidor de las ideas de sus antecesores propuso, además, que el estado o los ricos organizaran con sus propios recursos grandes falansterios que agruparían a mas

    de 1000 personas quienes vivirían en, forma cooperativa y trabajarían en un oficio que les agradara realizar, bajo la protección del estado, algún rico o institución que se interesara por el proyecto. Revisando sus escritos nos resulta magistral en él el hecho ele que desde su tiempo criticara las relaciones existentes entre los sexos y !a posición a la que había sido relegada la mujer dentro de la sociedad burguesa. Fue el primero en proclamar que el grado de emancipación dé la mujer es el barómetro natural por el que se mide la emancipación general.

    Engels antepondría a ellos un "pero" por no haber sido "hombres surgidos del proletariado y tenía razón, además de que en los momentos en que expusieron sus teorías (principios del siglo XIX), el modo capitalista de producción, y con él su antagonismo de clase, es decir el enfrentamiento entre la burguesía y el proletariado, se había desarrollado todavía muy poco. Por lo tanto, sus teorías incipientes, señalaba Engels, no reflejaban más que lo incipiente de una nueva clase que empezaba a desarrollarse pero que aún no tenía la posibilidad de desarrollar una acción ideológica y política propias. Por lo tanto, aquellos sistemas sociales nacieron condenados al reino de la utopía pero que, ajuicio de nuestro autor, no dejaron de admirarse por los geniales gérmenes de ideas que brotaron bajo su envoltura de fantasía. Estas fueron, a juicio de Engels, las principales ideas socialistas con las que contaba el siglo XIX. Habría que convertir al socialismo al terreno de la realidad, de la "ciencia", para que pudiera pensarse en ser aplicado a una sociedad.

Report this document

For any questions or suggestions please email
cust-service@docsford.com